KRISMÁTICA

El tintero de Krisma Mancía

Krisma Mancía en un reportaje de Gentevé Al Día – Arte Foto

11749813_1671963676367157_1570741689_n

Fotógrafo Rodrigo García

Sin embargo, hay mujeres que nacen para no ser felices.
Vienen al mundo como estrellas desabridas
y el traje les queda demasiado estrecho para regresar al cielo.
El don de crecer con un lazo en la cadera
es la herencia de un padre
que sólo conocen en calidad de fantasma.
Cuando cumplen la suficiente edad para florecer
se les niega el amor, los hijos y la razón, y se les clasifica
como mutantes-suicidas,
y son terriblemente talentosas
para llorar hasta la muerte de un insecto.
Tienen en la piel
la blindada belleza de Afrodita, y en la sangre
la roja maldición de Medea.
Algunas llegan a enamorarse, sí,
pero la Fortuna no perdona el engaño
y mueren jóvenes, exactamente el día en que soñaron morir,
o llegan tarde a su propio entierro,
o tocan muy temprano la puerta de su nacimiento.
Cuentan que después de muertas siguen llorando la pena de los otros,
abren sus tumbas
y las encuentran flotando en agua salina.
No sé si es cierto.
No lo sé.

De libro “Fobiápolis”, de Krisma Mancía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 1 agosto, 2015 por .