Krismática

Breviario de Krisma Mancía

Informe de los agravios contra la naturaleza femenina

10599419_10152259276938247_3893364321384700585_n

Ilustración de Liniers

Por Krisma Mancía

Soy mujer y me violan de múltiples formas. Me violan en la calle, en la oficina, en el mercado, en el cine, en el hospital, en la casa, en las revistas, en los anuncios comerciales, en la cama, en el parque, en la escuela, en la fábrica. Me violan cuando camino y me dicen “muñeca”, me violan cuando uso botas y se ríen diciendo que me falta un caballo, me violan porque llevo maquillaje, me violan cuando conduzco un auto. Me violan cuando decido denunciar el acoso, cuando decido vivir sola, cuando me exigen otro estado civil en mi documento de identidad y una hoja de vida con una  foto donde parezco más bonita; cuando no tengo la edad, cuando no soy calificada y respaldada por un hombre, cuando no tengo un figura masculina a mi lado, cuando discuto con un hombre y soy yo la agresiva, la loca y la tonta, cuando soy encarcelada después del aborto de un embrión producto de una violación y que me podía matar o amarrarme a la cama de un ser sin cerebro en la unidad de cuidados intensivos y donde no quiero estar. Me violan, porque la ley de Dios y la ley de los Hombre aceptan que me violen.

Soy mujer y también me violan otras mujeres. Me violan produciendo y reforzando el mismo esquema machista lanzando chismes y etiquetando mis acciones. Soy violada porque desafío el sistema, porque me aparto de la regla, porque escapo de ese mundo de cristal y de odio, porque estoy orgullosa de ser mujer y eso desequilibra el sistema social. Me violan las mujeres, sí. No me salvo de ellas y su doble moral. Son más crueles, más aferradas a renunciar a sus vidas comunes, tranquilas y tradicionales. Y no le perdonarán a una mujer salirse del reglamento y las que lo intentan deben ser desvaloradas, evidenciadas en público, marcadas, lapidadas, encarceladas y felizmente quemadas.

Me violan por el simple hecho de ser mujer. Me violan desde que soy una niña, desde que me dijeron que no tome la mano de otra mujer, ni que me disfrace en el día de las brujas con el traje que representaba una piña, porque eso significa ser lesbiana y estar de acuerdo ante esa “aberración sexual”. Me enseñaron a saber llevar un cántaro o un canasto en la cabeza, a hacer tortillas, a ver a mi padre como el ser supremo de la casa, a no querer mi cuerpo, a no levantar la voz, a no ir a la escuela. Me enseñaron a seguir el protocolo de una buena mujer: ignorante y sumisa.

Mi cuerpo es campo de guerra, es el motivo para ocultarme, seudo-protegerme e invisibilizarme. Mi cuerpo es un bien reproductor de la especie, soy maldita e inútil si no le cumplo a la sociedad ser madre. Mi cuerpo es público si soy bonita, y privado si soy inteligente. Mi cuerpo es impuro y de vergüenza. Si menstruo en público como Cristina Aguilera en un velorio es culpa del bronceador y no de la naturaleza. Mi cuerpo es culpable de todas las desgracias y las enfermedades como es el caso Catherine Zeta-Jones que fue señala de ser la causante del cáncer de garganta de su marido. ¿Qué tiene que ver una cosa con otra? ¿No todos estamos propensos al cáncer de una u otra manera? Afirmar que la culpa de su enfermedad es por una mujer, es degradante y abre un tabú en temas del placer sexual femenino con o sin estadísticas médicas y científicas de por medio. O si Obama es homosexual y su mujer trangénero (cortina de humo para no tocar temas más importantes como la salud sexual, la inclusión de la diversidad y polémica en las próximas elecciones). ¿Y si algún día se confirma que lo es? ¿El sistema temblará, el vaticano enfurecerá, la inversión bajará y la dinastía del hombre se resentirá?

Sí, soy mujer y soy mil veces violada todos los días. Nadie lo ve. Nadie puede ser culpable, si todo el sistema es juez y parte de la violación.

Columna publicada en ContraPunto, el 13 septiembre 2014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 6 febrero, 2015 por y etiquetada con , .