KRISMÁTICA

El tintero de Krisma Mancía

Drácula: un mito de cien años

783298ca9736638687db428597318380

Fotografía vía Pinterest

Por Krima Mancía

A veces leemos libros que nos cambian la vida por completo y para siempre. Cada lector encuentra los libros adecuados de acuerdo con sus alcances, sus necesidades y sus inquietudes. Un libro puede marcar la diferencia en la historia universal de la literatura y puede llegarse a convertir en un referente cultural obligatorio y casi inevitable.

Drácula, de Bram Stoker es uno de los libros que acaba de cambiarme la vida. Un libro maravilloso en todas sus extensiones, a pesar de que me resistía a leerlo. Me daba cierta risa inocente concluir de que el famoso Vampiro de Transilvania fuera un simple invento del cine, y por otro lado me daba cierto tipo de terror pensar de que podría ser uno de los mitos más verdadero y milenario de origen rumano-húngaro casi grabado en los genes de los pobladores cercanos a Valaquia; que el personaje, tal y como lo conocemos, pudo haber existido en la realidad.

Con la novela maestra de Stoker aprendí que todo es relativo. El autor encontró el respaldo de su relato en los elementos de la historia real, utilizó adecuadamente los símbolos místicos y lo sustentó en varias mitologías que va más allá de lo que conocemos por el cine. El conde Drácula exististe y eso me puso la carne de gallina. Existe desde que el libro salió a la luz en 1897. Un éxito esplendoroso. Y así nació para el siglo XX el estereotipo del inmortal ser sobrenatural que se alimentaba de sangre.

Aunque el personaje del conde Drácula está basado en el personaje real e histórico, el relato de Stoker está en el límite de la falsedad, de lo que realmente significaron Dracul y Draculea. El vampirismo que obsesionaba a Stoker no tiene nada que ver la leyenda de Dracul, un apodo que Vlad II llevó por pertenecer a la Orden de los Dragones. Drácula proviene del Dracul que significa Dragón o en algunos de los casos “el diablo”. Su hijo, Vlad III, se le conocería como Draculea (hijo del diablo) y además se le daría el apodo de “El Empalador”, por la crudeza y la frialdad con la cual ejerció el poder, administró y estableció orden de su gobierno a través de políticas de terror y de muerte, y de una forma valiente, por la cual se estableció como héroe al impedir las frecuentes amenazas de invasión turca que arremetían contra sus dominios.

En la historia de Stoker se habla de un tal conde Drácula, pero en realidad no era conde, sino que es uno de los príncipes que reina en Valquia alrededor del siglo XV. Vlad III fue un joven príncipe que sustituyó a su padre, llegó al poder desde muy joven y, como señalamos, gobernó a través de la sangre. Stoker, además de apasionarle la interesante historia de este personaje y de estar completamente maravillado con el tema del vampirismo, creó una novela donde se funden las dos cosas. Una novela que se situó rápidamente bajo la denominada literatura fantástica. Ni Drácula, como personaje, ni el vampirismo, como lo conocemos, se corresponden. Si vemos desde el ojo crítico de historiadores la novela es odiosa e infiel en términos históricos, pero como literatura tiene sus encantos al reducir al héroe en un despiadado ser devorador de la raza humana. No le busquen por el lado de una novela histórica. No lo es.

La novela está narrada en el género epistolar (diarios personales inicialmente escritos en taquigrafía, cartas íntimas, bitácoras de navegación y breves telegramas), exquisitamente llena de detalles. Al llegar la gran pantalla grande adquiere de primera mano un matiz pálido que tampoco se corresponde con lo que sugiere la obra. Drácula, de Bram Stoker es ridiculizado por las empresas serias del cine.

La historia que nos cuenta Stoker es lineal en el tiempo, con breves retrocesos al pasado por causa de los diarios personales que cuentan los sucesos desde la visión de cada personaje. Jonathan Harker y el doctor Van Helsing son los protagonistas principales de la obra, los héroes que luchan contra el mal, un mal que amenaza extenderse en Inglaterra a causa de la llegada peculiar del conde Drácula. La descripción de los diferentes viajes que emprenden los personajes y la ambientación de lugares surgen de acuerdo al tiempo climático como el producto del estado anímico de la población al sentir instintivamente el terror a los cambios. Las mujeres mortales que intervienen en el relato son damas cultas con una creciente inclinación a la vida común inglesa a finales del siglo XIX. De ellas no se espera más que la belleza y que cuide la casa, la familia y las buenas costumbres como se debe. Una mujer inteligente se le considera un fenómeno, tal como lo expresa el doctor Van Helsing al referirse a la señora Mina Harker: “Es una mujer con cerebro de hombre”.

El primer pasaje del libro que me dejó con el corazón angustiado fue la siguiente descripción expuestas en el diario de Jonathan Harker:

“Lo que vi fue la cabeza del conde asomada por la ventana. No le vi la cara, pero reconocí su nuca y el movimiento de su espalda y sus brazos. En todo caso no podían engañarme sus manos, que tantas veces había podido observar. Al principio me sentí interesado y algo divertido, pues son pocas las cosas que entretienen e interesan a un hombre cuando está preso. Pero mis sentimientos se convirtieron en repugnancia y terror cuando lo vi surgir todo entero por la ventana y empezar a reptar por el muro del castillo hacia el enorme precipicio, cabeza abajo, con la capa extendida a manera de grandes alas.”

Esa escena jamás la podré olvidar y hay otras que de un momento a otro se detonarán dentro de mis pesadillas más memorables.

Drácula, es un libro que recomiendo a las personas que quieren aprender algunos trucos y recursos narrativos, porque Bram Stoker es un maestro y esos de esos grandes maestros de la pluma hay que aprender.

Columna publicada en la desaparecida revista Centroamerica21, en abril de 2008.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 19 enero, 2015 por y etiquetada con , , , .