KRISMÁTICA

El tintero de Krisma Mancía

Nuevos símbolos femeninos en la poesía salvadoreña

431727_3552372854049_2087962028_n

“Por lo tanto, en Viaje al imperio de las ventanas cerradas, su autora reinterpreta la historia de Ofelia: la imaginería que rodea a este personaje deja de ser puramente negativa, porque aquí la sombra, el doble, Ofelia, representan al yo creativo, el que asume riesgos, el que no es controlado por la lógica de las convenciones, el que trasciende las fronteras de la razón en virtud de la poesía.  Por otro lado, la voz del yo textual, la que se dirige a Ofelia, es ese otro yo, el analítico, el que sale a la superficie y observa e interroga a su sombra.  Por lo tanto, estamos frente a un yo poético femenino al borde de una muerte existencial –que no es otra cosa que la experiencia del dolor–  pero se trata de una muerte que necesariamente debe asumir para poder crear, y para ello debe descender a su interior, a los ínferos de una parte de su yo –personificado en Ofelia– que habita en ese “Imperio oscuro”.  Sólo así podrá emerger con fuerza e individualidad ese otro yo, el ego consciente que habita en la cotidianidad de la ciudad, el de esa “blanca mujer” de “cascarón de parafina que guarda un corazón de yeso”, imagen yerma y estéril que se opone a la fecunda profundidad emocional e imaginativa de esta nueva Ofelia.”

Ensayo de Tania Pleitez Vela publicado en  Ómnibus, revista intercultural del mundo hispanoparlante.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el 31 diciembre, 2014 por en Uncategorized.